lunes, 27 de septiembre de 2010

Tomar alcohol y la memoria

Tomar alcohol de forma intensiva aunque solo sea el fin de semana reduce la memoria.

El rendimiento de la memoria de trabajo y de la memoria declarativa verbal disminuye mucho después de tomar alcohol en exceso y estos efectos se mantiene a largo plazo. La ingestión intensiva de alcohol el fin de semana afecta al rendimiento de la memoria de trabajo y la memoria declarativa verbal.

Estos resultados son fruto del estudio realizado en la Universidad de Santiago de Compostela  con un grupo de estudiantes que beben alcohol habitualmente el fin de semana y carecen de síntomas clínicos.

El estudio se lleva a cabo durante cinco años y está desarrollado por el Grupo de Investigación en Neurociencia Cognitiva de la Universidad de Santiago de Compostela dirigido por el profesor Fernando Cadaveira.

Tras comprobar que la ingesta de grandes cantidades de alcohol durante el fin de semana tiene  consecuencias a nivel  neurocognitivo, ahora el objetivo es verificar si se mantiene a largo plazo y tiene influencia en la evolución académica. El estudio muestra que una cuarta parte de los estudiantes de primer año de carrera presentan al menos una vez al mes un patrón de consumo intensivo de alcohol (en un hombre más de cinco unidades de bebida alcohólica en una mujer cuatro). Un tercio podrían ser considerado bebedores de riesgo.

Un total de 136 voluntarios pasaron por pruebas neuropsicológicas y el registro de la actividad eléctrica cerebral evocada. Se emplearon 18 pruebas dirigidas a evaluar las funciones mediadas por algunas regiones cerebrales que parecen más afectadas por el consumo de alcohol. Como la corteza prefrontal relacionada con los procesos de atención, toma de decisiones o el control comporta mental. El hipocampo vinculado a la formación de nuevas memorias.

Si hay personas que piensan que beber mucho los fines de semanas no tienen consecuencias, se equivoca. Aunque el resto de la semana no se beba, el consumo de alcohol excesivo un fin de semana puede causar daños en la memoria además de incrementar el riesgo de otras patologías asociadas al consumo habitual de alcohol.

Fuente: www.diariosalud.net