miércoles, 23 de octubre de 2013

Relacionan las migrañas con un aumento del riesgo de depresión y de pensamientos suicidas


















Las personas que sufren de migrañas tienen el doble de probabilidades de deprimirse que las personas que no sufren esos dolores de cabeza debilitantes, según un nuevo estudio.

Y las que padecen de migrañas, en particular las personas menores de 30 años, también tienen más probabilidades de pensar en el suicidio, hallaron unos investigadores canadienses.

Es necesario que se realicen exámenes e intervenciones de manera rutinaria a los que sufren de migrañas y que tienen el riesgo más alto tanto de depresión como de pensamientos suicidas, enfatizan los autores del estudio.

"No estamos seguros de por qué las personas más jóvenes que sufren de migrañas tienen más probabilidades de depresión y de tener pensamientos suicidas", señaló la coautora del estudio Meghan Schrumm, ex estudiante de postgrado en la Universidad de Toronto, en un comunicado de prensa de la universidad.

"Podría ser que las personas más jóvenes con migrañas todavía no hayan podido encontrar el tratamiento adecuado o desarrollar los mecanismos para hacerse cargo de la situación a fin de minimizar el dolor y el impacto de esta enfermedad crónica durante el resto de sus vidas", sugirió Schrumm.

El estudio, publicado en línea recientemente en la revista Depression Research and Treatment, contó con más de 6,000 canadienses que afirmaban que les habían diagnosticado de migrañas. Los investigadores los compararon con un grupo mucho mayor que no reportó haber sufrido de migrañas.

Como en estudios anteriores, las migrañas eran mucho más habituales entre las mujeres: una de cada siete mujeres afirmó que tenía migrañas, en comparación con uno de cada 16 hombres.

De los participantes del estudio, más del 8 por ciento de los hombres y el 12 por ciento de las mujeres que tenían migrañas también sufrían de depresión, en comparación con un poco más del 3 por ciento de los hombres y aproximadamente el 6 por ciento de las mujeres que no tenían migrañas.

Las personas más jóvenes con migrañas tenían muchas más probabilidades que los pacientes mayores de mostrar síntomas de depresión. Las mujeres menores de 30 que sufrían de migrañas tenían seis veces más probabilidades de estar deprimidas que las que tenían 65 o más años de edad. Las personas que sufrían de migrañas que estaban solteras o tenían problemas con sus actividades cotidianas también tenían un riesgo mayor de depresión.

Los hombres y las mujeres con migrañas también tenían muchas más probabilidades de haber pensado seriamente en suicidarse que los que no tenían migrañas. Aunque casi el 16 por ciento de los hombres y el 18 por ciento de las mujeres con migrañas afirmaron que habían pensado en quitarse la vida, aproximadamente el 8 por ciento de los hombres y el 9 por ciento de las mujeres que no sufrían de migrañas también lo habían hecho.

Aunque el estudio encontró asociaciones entre tener migrañas, la depresión y los pensamientos suicidas, no estableció causalidad.

En función de los hallazgos, Esme Fuller-Thomson, la autora principal del estudio y catedrática de la Facultad de Trabajo Social Factor-Inwentash de la Universidad de Toronto, concluyó que es necesario que se realicen exámenes e intervenciones de manera rutinaria para la depresión y los pensamientos suicidas a las personas jóvenes y solteras que sufren de migrañas y a las que se ven limitadas para realizar sus tareas cotidianas.

Mary Elizabeth Dallas
Traducido del inglés: lunes, 21 de octubre, 2013
Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: University of Toronto, news release, Oct. 17, 2013

HealthDay

sábado, 19 de octubre de 2013

¿Cuándo ir a terapia?

La terapia psicológica es un tratamiento que busca estimular pensamientos, sentimientos, sensaciones y conocimientos que se tienen pero que no se sabe como aplicarlos o no se identifican plenamente. Tiene como recurso principal hablar, aunque a veces se usan otras técnicas como dibujar, escribir o actuar. Con la terapia se busca cambiar el dialogo, la comunicación, el pensamiento, las ideas y el comportamiento, de forma que la persona se sienta mejor con su vida.


La terapia es para todos. No hay edad, genero, oficio o profesión, que limite la posibilidad de acudir a terapia, aunque si se necesita la disposición de mejorar. El objetivo final de asistir a terapia es tener los recursos suficientes para dejar de sufrir y afrontar nuestra vida, de manera que podamos ser felices, si es posible y todos lo merecemos.

EL PROCESO

No existe una norma clara de cuando es hora de acudir al psicólogo, ya que un problema puede afectar de manera distinta a cada persona. Para valorar si es necesaria ayuda profesional es muy importante observar si existen ciertos síntomas asociados, como por ejemplo ansiedad, perdida o aumento de apetito, inquietud excesiva, insomnio, perdida de concentración, sensación de tristeza, cansancio inusual, etc.


¿QUÈ ES LA TERAPIA INDIVIDUAL? 

Todos los seres humanos enfrentamos momentos de crisis, cambios en nuestras vidas y aunque algunos pueden ser deseados y otros no, nos provocan crisis. La terapia individual te brinda la posibilidad de que reflexiones en torno a estos cambios y a tus sentimientos, necesidades y deseos. Logrando mas grado de satisfacción.

Si se decide a realizar una consulta, se debe recordar que nuestra ética profesional nos obliga a mantener el anonimato y el secreto profesional, por lo tanto existe privacidad y confidencialidad sobre lo expuesto en la cita.

Ir al psicólogo para intentar resolver un problema no significa que debas acudir a consulta siempre, ni que se esté “loco”, por el contrario la salud mental debe formar parte de nuestras vidas, recuerda; aquel que pide ayuda, demuestra su fortaleza para querer cambiar y sentirse mejor.

DEBEMOS ACUDIR A TERAPIA CUANDO..

Sintamos que la tristeza, la apatía y la falta de ilusión empieza a agobiarnos.

Todo a nuestro alrededor lo percibimos como amenazante y nos sentimos solos en una situación donde no encontramos la salida.

Cuando el temor y la inseguridad no nos permiten seguir adelante.

Nos sentimos con “los nervios rotos” o “fuera de control” y casi cualquier situación hace que reaccionemos con enojo o llanto incontenible.

Cuando debas tomar una decisión trascendental, de manera que necesites analizar bien la situación.

Cuando se nos presenta una situación problemática y tratamos de resolverla con nuestra experiencia y recursos, pero nos damos cuenta que nos ha rebasado por completo.

Cuando un problema se repite o se alarga por mucho tiempo y no se nos ocurren soluciones adecuadas.

Cuando sufrimos de una depresión o crisis de ansiedad que no nos deja salir a delante.

Cuando la situación sale de nuestro control y no sabemos que más podemos hacer.

No estas solo, puedes encontrar soluciones adecuadas a los problemas que vives. Decidete a ser diferente, a sanar las heridas del pasado para tener un futuro feliz.

Si necesitas más información, acércate a un profesional. 

Fuente: Psicología en Coapa

lunes, 14 de octubre de 2013

¿Qué es la depresión?













La depresión es una enfermedad que altera de forma intensa los sentimientos y los pensamientos. Su síntoma habitual es un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente.

El término médico hace referencia a un síndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida.

Su origen es multifactorial, aunque hay que destacar factores desencadenantes tales como el estrés y sentimientos (derivados de una decepción sentimental, la contemplación o vivencia de un accidente, asesinato o tragedia, el trastorno por malas noticias, pena, y el haber atravesado una experiencia cercana a la muerte).

También hay otros orígenes, como una elaboración inadecuada del duelo (por la muerte de un ser querido) o incluso el consumo de determinadas sustancias (abuso de alcohol o de otras sustancias tóxicas) y factores de predisposición como la genética o un condicionamiento educativo.

La depresión puede tener importantes consecuencias sociales y personales, desde la incapacidad laboral hasta el suicidio.













Las diferentes escuelas psiquiátricas han propuesto varios tratamientos para la depresión: la biopsiquiatría, a través de antidepresivos. También es muy útil el tratamiento con PSICOTERAPIA o la terapia cognitivo-conductual, a través de propuestas conductuales y cognitivas.

La depresión va mucho más allá de una situación común que nos ponga tristes y debe ser tratada por un profesional.

jueves, 10 de octubre de 2013

Depresión y demencia son los trastornos mentales que más afectan a los mayores de 60 años en el mundo




















La OPS insta a crear alternativas comunitarias para atenderlos y a capacitar a los familiares cuidadores, en el marco del Día Mundial de la Salud Mental.Washington, DC, 10 de octubre de 2013 (OPS/OMS).- Alrededor del 15% de los adultos de más de 60 años del mundo sufren algún trastorno mental, y depresión y demencia son los dos más comunes. En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) insta a crear alternativas comunitarias para tratar a las personas con padecimientos mentales y a capacitar a los familiares que los atienden en el hogar.

Cada 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental para acrecentar la conciencia del público en torno a estos problemas. La OPS, oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se une a la celebración de esta fecha cuyo lema este año es Salud Mental y Adultos Mayores. En la región, vivían en 2006 casi 100 millones de personas mayores de 60 años, cifra que se estima se duplicará para 2020.

La demencia y la depresión son los trastornos neuropsiquiátricos más comunes en ese grupo de edad. La depresión afecta a nivel mundial al 7% de ellos y la demencia al 5%. Le siguen los trastornos de ansiedad (3,8%) y los problemas por abuso de sustancias psicotrópicas (casi al 1%). Asimismo, aproximadamente una cuarta parte de las muertes por daños autoinfligidos corresponden a personas de este grupo de población.

La Directora de la OPS, la doctora Carissa F. Etienne, destacó los “importantes avances” en la reforma en salud mental en la región en los últimos 25 años, en particular, en el cambio progresivo del viejo modelo de asilo al nuevo sistema basado en la comunidad, que respeta los derechos humanos de los usuarios y cuenta con servicios descentralizados e integrados a la atención primaria de la salud. En ese sentido, Etienne destacó como ejemplo a Belice, Brasil, Chile, Cuba y Panamá, entre otros.

Sin embargo, se estima que en muchos hospitales psiquiátricos de las Américas, más del 50% de los ancianos permanecen allí porque no existen alternativas de tratamiento en la comunidad. “Debemos desarrollar servicios comunitarios que puedan dar respuesta a esta problemática y capacitar a las familias para que sepan cómo acompañar mejor a sus seres queridos en esas situaciones”, indicó el asesor regional de Salud Mental de la OPS/OMS, Jorge Rodríguez.

Asimismo, las personas mayores pueden realizar actividades para mantenerse física y mentalmente activas, construir lazos con sus familiares, amigos y su comunidad, cuidar su salud y consultar a su médico. Los trastornos mentales se pueden tratar. No existe cura para la demencia pero sí tratamiento que puede ayudar a las personas con este padecimiento a vivir muchos años y con buena calidad de vida.

Por otro lado, y con el fin de involucrar a los usuarios de los servicios de salud mental y a sus familiares en este cambio de modelo de atención psiquiátrica, del 15 al 17 de octubre se realizará en la capital de Brasil la primera conferencia regional en este sentido, que organizada por la Organización Panamericana de la Salud, reunirá a más de un centenar de usuarios y familiares de 20 países. 

 Estrategias de tratamiento y asistencia
  • Proporcionar a los adultos mayores una atención de salud mental eficaz en el nivel comunitario.
  • Dar formación, capacitación y apoyo a quienes los atienden en las casas.Capacitar a todo el personal sanitario que debe enfrentarse con los problemas y trastornos relacionados con la vejez.
  • Crear condiciones de vida y entornos que acrecienten el bienestar y propicien que las personas adopten modos de vida sanos e integrados.
  • Contar con un marco legislativo apropiado, basado en las normas internacionales sobre derechos humanos, para ofrecer los servicios de la mejor calidad.
La OPS fue fundada en 1902 y es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Trabaja con todos los países del continente para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas de la región. Actúa como la Oficina Regional para las Américas de la OMS y es también la agencia especializada de salud del sistema interamericano.