domingo, 14 de junio de 2015

La ansiedad, posible gran aliada de la creatividad

Kierkegaard fue un filósofo danés del siglo XIX considerado el padre del Existencialismo, centrando su filosofía en el individuo y la subjetividad y analizando las emociones que experimentan las personas al enfrentarse a los dilemas vitales.
El hecho de encontrarse un individuo ante una elección puede provocar un cierto desasosiego. Sin embargo, como recoge Culturamas, el filósofo sostenía que la asiedad puede ser tanto destructiva como generativa de recursos.
En palabras del propio pensador, «la ansiedad es el miedo ante lo indefinido, de modo que cuando nos encontramos en un momento de incertidumbre podemos sentir mareos, paralización a no saber cumplir el problema que se nos presenta. No obstante, esta ansiedad puede ser una gran maestra para el ser humano, de modo que si la orientamos adecuadamente podemos superar escollos que nos pemitan obtener experiencias».
De esta manera Kierkegaard afirma que la relación entre la creatividad y la ansiedad es muy estrecha. Debido a que somos capaces de crear y escoger entre diversas posibilidades sentimos esa ansiedad, y el crear algo nuevo supone destruir lo que existía previamente. Por ello, su teoría propone que, para superar el escollo que supone la ansiedad, es preciso deshacernos de los posibles sentimientos de culpa y de decepción que nosotros mismos generamos.

Fuente: abc.es